Print this page

Historia

 
 
Podríamos decir que en Calicasas hay indicios, menores comparativamente con otros parajes, del paso de las distintas civilizaciones y aunque solo sea invocando el criterio de la proximidad geográfica no sería presuntuoso deducir que algunos de los visitantes que, o bien atravesaron o se instalaron en la vieja península Ibérica, dejaron su huella indeleble en nuestra tierra.
 
Así durante la época romana el nombre de Calicatro encontrado en una lápida junto a otros nombres de municipios cercanos le identifica con el de Calicasas. En el periodo de ocupación árabe encontramos el nombre de Quarynat-Al-Qannar junto al topómino Galiqayay que en árabe significa “Casas del gallo”. Tras la expulsión de los moriscos y la conquista de Granada es cuando se le denominó como Cal y Casas haciendo referencia a las numerosas caleras que existían en su jurisdicción.
La fuente de Vitar, nacimiento del barranco del mismo nombre era la que antiguamente suministraba agua a la población.
 
Calicasas es un pequeño municipio español, perteneciente a la provincia de Granada, en Andalucía. Está situado en la parte centro-septentrional de la Vega de Granada, a unos 14 km de la capital provincial. Limita con los municipios de Cogollos Vega, Güevéjar, Peligros y Albolote.

De calles estrechas y atravesado por el río Bermejo, es un destino idóneo para el turismo rural. Lo encontramos en una zona conocida como la Campana granadina porque antaño llegaba hasta aquí el sonido del repicar de la Torre de la Alhambra.
 
Calicasas está rodeada de espacios verdes y naturales donde se puede practicar la caza menor. Son piezas de caza que después se pueden degustar como platos típicos de su gastronomía, es el caso del conejo. Todo elaborado con aceite de oliva virgen extra, el producto estrella en Calicasas que se comercializa bajo la denominación de origen “Montes de Granada”.
 
Sus fiestas patronales, en honor a la Virgen del Rosario son en agosto. Destaca también entre sus festividades el domingo de Resurrección, una jornada en la que los niños realizan un muñeco con paja que simboliza a Judas. Lo pasean por las calles del pueblo y le disparan con escopetas, para rememorar su traición.
 
Como en la gran parte de los municipios de Granada la celebración del Día de la Cruz adquiere especial importancia, con procesiones y guisos de migas con panceta y chorizo para todos.